426x224

Las enfermedades neurodegenerativas son unas de las principales enfermedades que afectan al sistema nervioso, presentando además un gran impacto socioeconómico. Se caracterizan por una pérdida y deterioro progresivo de determinadas zonas del sistema nervioso de origen desconocido. A día de hoy, no existe un tratamiento eficaz para este tipo de enfermedades, y solo en algunos caso, hay disponibles tratamientos paliativos que alivian parcial y temporalmente algunos de los síntomas que presentan los pacientes. Es por tanto de gran importancia descubrir nuevos fármacos capaces de parar o retrasar el proceso neurodegenerativo.
Este tipo de enfermedades se clasifican en función de la sintomatología clínica que presentan los pacientes. Así, entre las enfermedades que presentan déficits cognitivos, la mas prevalente es la enfermedad de Alzheimer, con un número de pacientes en torno a 20 millones. Cuando la sintomatología motora es la predominante, la patología que se presenta es la enfermedad de Parkinson, con un grado de afectación en torno a 4 millones de personas en todo el mundo. Si aparece debilidad neuromuscular y atrofia como principal síntoma clínico, la esclerosis lateral amiotrófica puede considerarse como la mas representativa. La esclerosis múltiple, puede considerarse también como una enfermedad de este tipo, aunque tradicionalmente ha sido considerada como una enfermedad autoinmune. Sin embargo, dado que es difícil establecer el origen de la enfermedad, muchos investigadores están hoy de acuerdo en considerar la esclerosis múltiple como una enfermedad neurodegenerativa en la que se produce una muerte de los oligodendrocitos de una manera remitente recurrente o progesiva.